viernes, 9 de enero de 2015

Guido Girardi está robando?



Ésta es otra de las polémicas en que se ha visto envuelto el legislador. Acá van otras…

Bien lo supimos todos los chilenos, que consternados vimos como una falsa enferma de cáncer fue presentada por Girardi para legitimar el aborto terapéutico.. Ha usado la testera del Senado para boicotear al Gobierno en cada oportunidad que ha podido, tanto dentro como fuera del país..Lamentablemente me equivoqué. Girardi no ha estado a la altura de su cargo.



Diría, a juzgar por las imágenes, que se sentía más parte de ellos… que representante del Senado. Mucho menos Presidente del mismo.

Se le cuestionó el que no llamara a Carabineros e incluso se mencionó que podía estar coludido con los manifestantes.Leer más en la columna: Girardi: facturas falsas

Su bandera de lucha era la defensa del medio ambiente y la salud lo que le permitió tener acceso a los medio y crear una imagen de político cercano a la gente.En el 2003, interviene en las acusaciones de menores contra senadores de la UDI en el caso Spiniak

Y esto es lo que se conoce, pero si se cumple la ley del iceberg (lo que está oculto es mucho mayor que lo que se ve) debemos preocuparnos. Y Andrade fue más lejos aún: “La presidencia del Senado le corresponde a un senador del PPD y este partido ha señalado que ese senador se llama Guido Girardi, en consecuencia se honrará ese acuerdo… ésa es la voluntad que queremos reiterar”.

En términos sencillos, este acuerdo es pésimo para la calidad de la democracia que se quiere construir. La primera cualidad por la cual un político debe luchar es la honestidad, es decir, la ausencia de contradicciones y discrepancias entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace. Y no solo se debe ser honesto sino que parecerlo. La segunda cualidad que debe poseer un buen político es poseer una mente trabajada en la rigurosidad del saber y de hacer las preguntas correctas. Los políticos deben ser reconocidos claramente por la ciudadanía por las convicciones que sustentan y defienden. El carácter imprime el sello en la conducta del individuo. Un ser humano honorable es una persona que resume toda una suma de virtudes al comportarse de forma moral, y al cumplir lo que es correcto con el prójimo como así también con uno mismo, todo el tiempo. Al comportarse un individuo así, podría ser llamada una persona honrada, es decir que posee honor.

0 comentarios:

Publicar un comentario