viernes, 9 de enero de 2015

Soluciones naturales para un rostro cansado



Si sueles levantarte con el rostro cansado y te cuesta mejorar tu aspecto por las mañanas, estas mascarillas rápidas te ayudarán a lucir una piel más radiante. Usalas una o dos veces por semana.

Mascarillas de hidratación facial natural
De rosas. Sumergir lo pétalos de tres rosas en un bol de agua. Triturar con la batidora hasta obtener una pasta fresca. Extender por el rostro y dejar actuar durante 10 minutos. Aclarar con abundante agua y aplicar la crema hidratante habitual.
De patata. Con dos patatas, hervir una con la que se hará un puré. La segunda patata se rallará en crudo. Mezclar de forma homogénea las dos preparaciones y aplicar en el rostro durante veinte minutos. Aclarar. Aplicar la crema hidratante habitual.
De huevo. Batir enérgicamente la clara de dos huevos y aplicar sobre la piel de cuello y rostro durante diez minutos o hasta que endurezca. Transcurrido el tiempo aclarar con abundante agua tibia y aplicar la crema hidratante habitual.

Gimnasia facial
Una pauta de gimnasia facial diaria asegura una buena oxigenación y firmeza de la piel del rostro. Practica estos ejerciciós con suavidad pero con regularidad.
Pronunciar las vocales de forma lenta y pausada con la boca lo más abierta posible. Repetir entre cuatro y seis veces.
Soplar inflando las mejillas de forma paulatina y suave, efectuando una ligera presión sobre ellas con los dedos índice y corazón.
Colocando tres dedos sobre la frente, efectuar una suave presión sobre los múculos subiendo y bajando los dedos. Repetir media docena de veces. Repetir la operación sobre las cejas, abriendo los ojos al máximo en cada elevación.

Alimentos a evitar
El abuso de azúcar y harinas refinadas presentes en refrescos y pasteles, embutidos y comidas grasas.

0 comentarios:

Publicar un comentario